Inicio | Otras Ligas | Leody Taveras llama la atención en los Rangers

Leody Taveras llama la atención en los Rangers

SURPRISE, Arizona — Los Rangers consideran que tienen a un jardinero central élite en su campamento primaveral.

La novena de Texas ve a Leody Taveras, de 21 años, como un jugador que podría ganar un Guante de Oro en el bosque central. Y consideran que en cuanto a la defensa se refiere, el dominicano es lo suficientemente bueno como para estar en Grandes Ligas.

Entonces, ¿por qué no ahora mismo?

“Aún tiene que crecer bastante del lado ofensivo”, dijo el manager de los Rangers, Chris Woodward. “Obviamente, le tenemos buen concepto. El talento está por las nubes. Creo que va a llegar más rápido por su entrega. Me encanta su forma de jugar”.

Los Rangers firmaron a Taveras el 2 de julio del 2015. En aquel entonces, el quisqueyano tenía 16 años y era uno de los prospectos internacionales más cotizados. Del 2017 al 2018, Taveras fue el prospecto número 1 de Texas. Llegó a ser considerado el prospecto número 54 de Grandes Ligas por MLB Pipeline e incluso participó en el Juego de las Futuras Estrellas del 2017.

El año pasado, Taveras fue considerado el quinto mejor prospecto de los Rangers. Se debe a que el bateador ambidiestro no se ha desarrollado igual de rápido con el madero que con el guante. En cuatro temporadas de liga menor, tiene una línea de .260/.323/.358, pero la defensa no es suficiente para ser considerado un prospecto de lujo.

Los Rangers han retado a Taveras desde el principio. Al año de firmarlo, el guardabosque estaba jugando en Clase-A contra jugadores universitarios seleccionados en el draft amateur. En el 2017, fue ascendido a Clase-A Hickory y, a sus 18 años, fue el tercer jugador más joven en la Liga del Sur del Atlántico.

El coach de bateo de los Rangers, el dominicano Luis Ortiz, dijo que Taveras tiene el swing indicado para ser un bateador exitoso.

“Le dije que en unos años, todos los muchachos en la República Dominicana van a estar copiando su swing”, expresó Ortiz. “Simplemente necesita experiencia y una mejor postura. Pero está trabajando en eso”.

La velocidad de Taveras llama más la atención que su poder. El quisqueyano se ha robado 89 bases y ha bateado 28 triples en ligas menores, a la vez que ha conectado apenas 19 jonrones. También se ha ponchado 365 veces en 470 juegos de por vida y ha negociado solamente 177 bases por bolas.

“Estoy trabajando en el contacto, sin preocuparme por generar más poder”, dijo Taveras. “Simplemente un buen contacto. El poder llegará”.

Taveras escaló hasta Doble-A Frisco el año pasado, donde bateó .265/.320/.375 en 65 partidos.

Los Rangers tendrán una mejor oportunidad de evaluar el progreso de Taveras esta primavera. El dominicano tiene la habilidad defensiva para patrullar el bosque central en Arlington, pero su ofensiva determinará cuán rápido llegará.

“Estoy disfrutando el proceso de todo”, dijo Taveras. “Me ha tomado mucho tiempo llegar a los entrenamientos de Grandes Ligas, pero más emocionado no podría estar. Por fin, mis sueños se están cumpliendo”.

Por T.R. Sullivan

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.